Publicidad

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Noticias - Legal

Foxconn volvió a protagonizar otro escandalo respecto a sus practicas laborales. Esta vez fue con respecto a la edad de sus trabajadores. La misma compañía reveló que una investigación interna demostró que en la fabrica de Yantai en la provincia china de Shandong, encontraron internos que tenían edades de entre 14 y 16 años. Lo anterior,l viola la ley china del trabajo que especifica que la edad mínima es de 16.

La empresa rápidamente calmo los fuegos indicando que los internos fueron inmediatamente regresados a sus instituciones educacionales a fin de evitarse problemas. Además, prometió una completa investigación para aclarar lo antes mencionado, y asegurarse de que no vuelva a pasar.

Lo anterior curiosamente fue sacado a la luz por Foxconn horas antes de que la Comisión de Vigilancia del Trabajo  china, confirmará que efectivamente, ellos también habían encontrado internos de hasta 14 años trabajando durante el verano. La misma comisión aclaró que “Los internos menores de edad fueron enviados por sus escuelas a Foxconn y que éstas (las escuelas), son las principales culpables. Sin embargo, Foxconn es cómplice debido a que no revisó que los internos fueran mayores de 16 años”.

En china, es común que las escuelas envíen internos (algo similar al servicio social aquí en México) a empresas para que trabajen durante el verano y obtengan créditos escolares para su currícula. A diferencia del servicio social, los internos reciben un sueldo. El programa de Foxconn paga a los internos como si fueran un trabajador de tiempo completo de nuevo ingreso y les permite ingresar a sus filas una vez que se gradúen.

Hace un mes, un escandalo similar ocurrió en Foxconn, pero esta vez en la planta de Jiangsu, donde supuestamente, internos trabajaban en la línea de producción de accesorios para iPhone. Lo cual hizo que los clientes pusieran el grito en el cielo, alegando que un interno no esta “capacitado” para tal tarea y pudiera darse una baja en la calidad de dichos productos. Además se les acusó de que obligaban a los internos a trabajar horas extras hasta completar su “cuota mensual” para recibir sus créditos académicos.

Volviendo al tema, Foxconn pidió disculpas y prometió mano dura contra los responsables indicando que despedirá a quienes hayan sido responsables de la violación de la ley china.

Publicidad